El privilegio de la naturaleza

La combinación del clima continental y la altitud media en torno a los 1.200 m sobre el nivel del mar, hace de sus inviernos fríos y con nieve abundante, unos paisajes inolvidables y gratos de rememorar al calor de nuestra singular chimenea circular.

De las primaveras largas y las suaves temperaturas del estío en el Calar del Mundo, surge un atractivo entorno para los apasionados por el turismo rural y por las actividades al aire libre, con la práctica del senderismo con grados de dificultad para todos los gustos, las rutas en bicicleta de montaña, la escalada o la espeleología.

Y por supuesto, nada que objetar para los que eligen Las Salegas del Maguillo, como lugar para el descanso y el relax, y prefieren abandonarse a la lectura de un buen libro bajo la sombra generosa y placentera de un árbol y dejando reposar la vista al final de la jornada sobre la imponente puesta del sol sobre el Cambrón.

En un Parque Natural

El Calar del Mundo y la Sima fueron declarados Parque Natural en la ley 3/2005 de de 5 de mayo de por las Cortes de Castilla-La Mancha. El Hotel “Miradero del Cambrón” y las casas rurales de Las Salegas del Maguillo, se hallan integradas de una forma armónica en este entorno natural excepcional y majestuoso, sobre la falda de una ladera en el Valle del Guadalimar y a tan solo cuatro kilómetros del impresionante nacimiento del río Mundo.

 

Paraiso de la geología

El Parque Natural de El Calar del río Mundo está constituido por los parajes denominados Calar del Mundo, Calar de En Medio, Chorros del río Mundo, Poljé de la Cañada de los Mojones, Sierra del Cujón y Calar de la Sima, en la Sierra del Segura, en suroeste de la provincia de Albacete . El Parque Natural ofrece a sus visitantes las formaciones características de los grandes sistemas calizos, como son simas, lapiaces, poljés y dolinas al ser la segunda zona de toda la península ibérica con mayor densidad en este tipo de depresiones geológicas hasta alcanzar las 960 cavidades.

 

Alto valor ambiental

El Parque Natural de El Calar del Mundo posee un alto valor paisajístico y con gran diversidad botánica, destacando distintas variedades de pino como el negral o resinero, laricio, piñonero, carrasco, además de ejemplares de quejigo, tejo, encina y majuelo. Sobre este entorno se da cita la fauna típica de estos bosques como la cabra hispánica, corzos, ciervos, muflones y jabalíes, y otras especies de la avifauna como el águila real, el águila perdicera, culebrera, halcones, azores, y gavilanes y ejemplares de vida nocturna como el búho real, el mochuelo y la lechuza, destacando la colonias de buitres leonados que encuentran entre estos riscos su hábitat natural por excelencia.